La escasez de chips es un problema "a corto plazo" que probablemente se acabará el próximo año según Elon Musk - Noticias Tesla España|Actualidad Tesla motors en español La escasez de chips es un problema "a corto plazo" que probablemente se acabará el próximo año según Elon Musk

La escasez de chips es un problema "a corto plazo" que probablemente se acabará el próximo año según Elon Musk

Durante un evento tecnológico en Italia que se retransmitió el viernes, el CEO, Elon Musk, predijo que la actual crisis de los semiconductores probablemente terminará el año que viene. Musk también señaló que cree que el problema de la escasez de chips a nivel mundial es un problema "a corto plazo" y no uno que se mantenga a largo plazo. 

El consejero delegado de Tesla señaló que "se están construyendo muchas plantas de fabricación de chips y creo que tendremos una buena capacidad para el año que viene", aunque no especificó a qué instalaciones se refería. Importantes fabricantes de chips, como Intel y TSMC, han presentado planes para ampliar su presencia en Estados Unidos con el fin de aumentar su oferta, pero no se espera que las fábricas previstas entren en funcionamiento pronto. 

Elon Musk charlando


Glenn O'Donnell, vicepresidente y director de investigación de la empresa asesora Forrester, señaló que cree que la escasez de chips podría durar hasta bien entrado el año 2022 y quizás hasta 2023. "Como la demanda seguirá siendo alta y la oferta seguirá siendo limitada, esperamos que esta escasez dure hasta 2022 y hasta 2023", señaló O'Donnell. 

Las declaraciones de Musk son difíciles de descartar, teniendo en cuenta que Tesla es posiblemente el fabricante de automóviles que mejor está gestionando los problemas de suministro de chips. Durante la presentación de resultados del segundo trimestre de 2021, Musk reveló que Tesla pudo responder a la escasez mundial de semiconductores reescribiendo el software de sus vehículos y utilizando chips alternativos. 

Pudimos sustituir los chips alternativos y luego escribir el firmware en cuestión de semanas. No se trata sólo de cambiar un chip. También hay que reescribir el software. Así que fue un esfuerzo increíblemente intenso de planificar nuevos chips, escribir un nuevo firmware, integrarlo en el vehículo y probarlo para mantener la producción, escribió Musk. 

Al parecer, también se están realizando esfuerzos para garantizar que el suministro de chips de Tesla sea lo más sólido posible en un futuro próximo. Recientemente, un informe de Corea del Sur señaló que el proveedor clave de Tesla, Samsung Electronics, ha seleccionado Taylor, TX, como el sitio de su próxima planta de chips de 17 mil millones de dólares que probablemente entraría en funcionamiento en el cuarto trimestre de 2024. La planta de Samsung en Taylor resulta estar a sólo 40 minutos de Gigafactory Texas, el sitio donde se produciría el Tesla Cybertruck. 

La escasez mundial de chips no ha sido benévola con la industria automotriz, ya que empresas como Volkswagen, Ford y Daimler suspendieron la producción en varios puntos y recortaron sus objetivos de fabricación debido a la falta de semiconductores. Los fabricantes de automóviles utilizan semiconductores para numerosas funciones, desde las más básicas como la dirección asistida hasta sistemas más avanzados como el control de crucero adaptativo. 
Álvaro García Pizarro

Apasionado de la tecnología, cubriendo la actualidad de Tesla y Apple a través de este gran proyecto desde 2017. Encuéntrame en redes sociales como @alvarogarciapiz twitterinstagram linkedin

Publicar un comentario

Nadie ha comentado por ahora, inicia una conversación:

Artículo Anterior Artículo Siguiente